Este era el lugar

Este era el lugar.

Editorial:
LIBROS WALDEN
Año de edición:
Materia
Comic y caricatura
ISBN:
978-84-09-24306-8
Páginas:
280
Colección:
COMIC
-5%
19,90 €
18,91 €
IVA incluido
Sin existencias

Libros Walden lanza, por primera vez en español, las historias de Chris Reynolds, autor británico de culto que, entre mediados de los años ochenta y los primeros noventa creó un extraño mundo en su revista autoeditada Mauretania Comics repleto de ?historias misteriosas sobre tiempos y lugares?.

En Este era el lugar, volumen que recopila 22 historias, incluyendo la novela gráfica Mauretania, podemos encontrar algunas de las señas de identidad de Reynolds. Personajes misteriosos que vagan por lugares vacíos, calles desiertas, trenes que ya no circulan, cines abandonados, casas en ruinas? Una psicogeografía (o quizá arquitectura emocional) empapa estas historias. Una nostalgia por lugares que ya no existen, que marcaron el pasado de los personajes. Pero también, bajo esta apariencia ingenua y melancólica, las historias de Reynolds contienen una sensación de extrañeza, de que algo no marcha bien (lo que le asemeja a J.G. Ballard o Giorgio de Chirico), una lógica propia de los sueños: el tiempo no funciona correctamente, la gente muere y vuelve a la vida, los edificios desaparecen?

El volumen se completa con un extenso prólogo escrito por quien más ha reivindicado y rescatado la obra de Reynolds, el también historietista Seth (Ventiladores Clyde, Palookaville?), en el cual analiza de manera exhaustiva la obra de Chris Reynolds, sus temas, su lógica y la filosofía que subyace tras estas historias.



Necesitáis leer las historias de Chris Reynolds. Es un autor de primer rango. Único. (Seth)



Estas historias estaban y siguen estando adelantadas a su tiempo. Y existen fuera de cualquier tiempo. (Paul Gravett)



Uno puede señalar temas que se repiten, como los trenes, coches, edificios, paisajes? y por supuesto, la importancia de los sueños y los recuerdos para la mayoría de sus personajes e historias. La sensación de nostalgia, de añoranza de un tiempo que puede que ni siquiera existiese. Pero con todas estas observaciones, uno sigue sin capturar del todo el encanto esquivo de las historias de Reynolds. (Ed Pinsent)



Los cómics de Chris Reynolds son bellos, tristes, confusos, ensoñadores. Lugares tranquilos, abandonados. Largas sombras oscuras. Misterios cotidianos. (Dylan Horrocks)